Carta a los hermanos

Sevilla, septiembre de 2020


Entonces Jesús se sentó, llamó a los doce y les dijo: —Si alguno quiere ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos.
(Mc. 9, 35)

En estos momentos difíciles para todos, me dirijo a ti como candidato a las próximas elecciones que se celebrarán en nuestra hermandad de la Hiniesta el próximo 27 de septiembre de 2020. Me presento a las mismas consciente de la responsabilidad que asumo, pero con la alegría, la ilusión y el compromiso de quien siente la llamada de servir a Dios y a sus hermanos. Me gustaría compartir contigo esta ilusión y que ella te lleve a sentirte aún más cerca de tu hermandad y a participar más en ella. Sueño con una hermandad abierta, sin distinciones ni privilegios, en la que todos nos sintamos parte de una única familia, que comparte la vivencia de su Fe en Dios a través de la devoción a nuestros Sagrados Titulares.


Vivimos un momento histórico complicado en el que necesitamos una hermandad que respire estabilidad y tranquilidad, y que esto le permita prestar atención a la que es su principal prioridad: estar al servicio de sus hermanos y devotos, especialmente de los más necesitados, tal y como establece nuestra regla 3.1. Por desgracia, se avecinan tiempos difíciles, en los que muchas personas tendrán a la hermandad como su principal salvavidas. Debemos hacerles sentir que su hermandad va a saber estar a la altura y responderles como se merecen.


Junto a ello, como no puede ser de otro modo, tenemos que cuidar nuestro enorme patrimonio devocional y cofradiero. Para ello, nos proponemos cuidar la tradición, potenciando nuestras señas peculiares de identidad, y conjugándolas con un verdadero espíritu de hermandad ajustado a los tiempos en que vivimos, que nos permita dotar de la máxima dignidad a nuestros cultos y atender del mejor modo a nuestros hermanos.


No podemos olvidar que en el próximo año 2024 celebraremos el L aniversario de la Coronación Canónica de María Stma. de la Hiniesta Gloriosa. Debemos aprovechar este momento para unirnos como hermanos en la devoción a nuestra Madre, profundizándola y engrandeciéndola. Será momento, también, de reivindicar su patronazgo histórico sobre la ciudad de Sevilla y su vinculación con el barrio de San Julián y su entorno.


Para llevar a cabo este proyecto me acompaña un magnífico grupo humano, que aúna solidez y experiencia con juventud e ilusión. Todos cuentan con gran trayectoria en la vida y trabajo por la hermandad en diferentes puestos, lo que les hace conocerla bien y saber cuáles son sus necesidades. A estas virtudes se unen su compromiso cristiano y su calidad humana. Como manifestación de ello, hemos decidido que esta comunicación sea lo más sencilla y económica posible y destinar el resto del presupuesto de nuestra candidatura a las obras asistenciales de nuestra hermandad. Así, junto a esta carta, recibirás en tu domicilio un resumen con las información más básica y nuestros compromisos fundamentales. El programa detallado podréis encontrarlo en nuestra página web.


Desde este momento me pongo, nos ponemos, a tu disposición. Recibe un fuerte abrazo de tu hermano


Nicolás de Alba Castaño

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close