Cuaderno de bitácora 10/9

Siendo como es esencial la solidaridad con nuestros hermanos y vecinos, lo es aun más el no olvidar lo que, por obvio, muchas veces damos por entendido y no parece mal el que lo recordemos, que pertenecemos a la Iglesia. Todo este esfuerzo tiene un pilar esencial, nuestras creencias y el formar parte de la Iglesia Católica . Lo que nos mueve a nuestra actitud  de marcado carácter social, no son solo las carencias actuales en lo material, sino la herencia espiritual  y devocional hacia nuestras Imágenes Titulares. El Cristo de la Buena Muerte y su Madre la Virgen de la Hiniesta son quienes nos debe dirigir hacia ese empeño de ayuda al prójimo. Lo que nos distingue de la magnifica labor que muchas ONG realizan es precisamente no olvidar la esencia cristiana que se derivan de estos actos. 

Solo el amor al prójimo nos hará grandes y, lo que es más importante, mejores cristianos. Todos, en algún momento de nuestras vidas , hemos tenido nuestra particular caida a las puertas de Damasco, como le ocurrió a San Pablo, por eso el dar ejemplo es esencial en esta labor de ayuda a quien mas lo necesita y darles nuestro calor y comprensión. Nuestros referentes están claros: nuestros Titulares y quienes debemos llevarlo a cabo somos nosotros mismos. De todos los hermanos de la Hermandad de la Hiniesta depende que realmente sea una auténtica HERMANDAD.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close