Cuaderno de bitácora 17/9

Nada hay más gratificante para una candidatura que poderla contrastar directamente con los hermanos, escuchar sus propuestas y detallar las nuestras. No consiste en la búsqueda del voto perdido, ni tan siquiera en intentar convencer que lo nuestro es lo mejor. Eso queda para la captación del voto puro y duro, propio más de un partido político que de una hermandad, sobre todo cuando, como es el caso la que nos ocupa, tiene una tradición centenaria. En una elecciones de una junta de gobierno se supone que todos los hermanos saben a la perfección quién es quién. Por tanto, ahora lo que interesa es comprobar las necesidades de cada una de las corrientes que existen en su interior, consiste en saber escuchar y, humildemente, tener en cuenta cada una de las sensibilidades internas.

Todo esto viene a cuenta de la supresión de cualquier reunión para la difusión de nuestro programa. Para nosotros es una cuestión de RESPONSABILIDAD SOCIAL. Tal como están los tiempos y la recomendación de que se tomen el mayor número de medidas preventivas, no nos parece correcto por nuestra parte convocar las tradicionales reuniones sectoriales para contactar con los hermanos de forma directa y personal. En este sentido hay que predicar con el ejemplo, aunque ello nos duela. El mayor patrimonio de nuestra hermandad son los hermanos y la devoción a nuestros titulares. En estos momentos hay que extremar las medidas preventivas por el bien de todos. Que la Virgen de la Hiniesta y su Hijo nos ayuden y nos protejan.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close