Cuaderno de bitácora 24/9

Según la leyenda, mantenida durante siglos, la Virgen de la Hiniesta apareció con un documento que venía a decir “Soy de Sevilla, llevadme a ella, a una capilla que se encuentra en la Puerta de Córdoba”. Esa iglesia es San Julián, ese barrio es San Julián, por eso la Hiniesta es San Julián. Ella lo decidió y afortunadamente aquí se encuentra, en un barrio humilde, junto a las antiguas murallas de una ciudad de la que es “Patrona y Bienhechora”. Nos toca, pues, a todos respetar sus deseos y hacernos dignos servidores suyos, humildemente, sin pretensiones, pero con el orgullo de sabernos elegidos por Ella. Somos depositarios de una tradición de siglos, de una ilusión de siglos, de una herencia de siglos. Somos los responsables de que su devoción se extienda, así como la ayuda a los más necesitados. Ayuda material y fraternal. Sin perseguir nada a cambio, sólo la satisfacción del deber cumplido.

El próximo domingo serán las elecciones en nuestra hermandad. Seguro que todos hemos pensado los pros y contra de las candidaturas, sus objetivos y sus prioridades, sus diversos talantes… Ahora que cada cual elija lo que crea mejor, pero es básico que se acuda a votar. No nos equivoquemos, la hermandad y el barrio se juegan mucho. Nuestra propuesta es mirar hacia el futuro con la base sólida del pasado más reciente. Sabemos que las circunstancias de la pandemia han cambiado todo, y más que va a cambiar, por eso no estaría de mas citar a Steve Jobs “si usted mira un problema y le parece simple es porque no lo entiende” (Teoría de la Paradoja). Nosotros pensamos que lo simple es complicado y complejo, por eso nos preocupan determinadas cosas esenciales.

Este será nuestro último apunte del cuaderno de bitácora ya que, según el calendario oficial enviado por nuestra hermandad, mañana es jornada de reflexión. Queremos daros las gracias a todos que nos habéis acompañado en este camino y esperamos poder veros en San Julián.

Nos gustaría acabar como empezamos nuestra campaña con la cita evangélica de San Marcos (Mc. 9, 35): “Entonces Jesús se sentó, llamo a los doce y les dijo: -Si alguno quiere ser el primero, que sea el ultimo de todos y el servidor de todos”.

Un abrazo a todos.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close